Blog de Psicoprevención

El rol de un HR Business Partner en PRL

El rol de un HR Business Partner en PRL

¿Qué papel representa un H.R. Business Partner en materia preventiva?. Sin lugar a dudas, formación a través de la propia experiencia y conocimientos dirigida a supervisores, responsables y técnicos de áreas, coordinadores de equipos de trabajo…. En una frase que sentencia: Gestión de competencias en materia preventiva.

El pensamiento grupal ocurre cuando los miembros del grupo están tan cohesionados y conformes a la norma de consenso, que se anula una estimación realista a posibles acciones alternativas a lo ya propuesto por el grupo. Este deterioro de la eficacia mental, de la evaluación de la realidad y sobre todo del juicio moral resulta de presiones existentes en el seno de cualquier grupo de trabajo, ya sea este formal o informal. La imposibilidad de expresiones impopulares, minoritarias y desviadas del punto de vista del grupo hacen que se genere una tendencia a la conformidad, evitación de conflictos inhibiendo opiniones, excesivo apego a ideas o procedimientos rutinarios poco innovadores y finalmente una ilusión de unanimidad. ¿Qué ocurre si trasladamos esta cuestión a la prevención de riesgos laborales?. Ante comportamientos en seguridad y salud laboral, ¿qué normas justificarán dichas conducta?: ¿Las vigentes y formales en materia preventiva o las informales (y también vigentes) en el seno del grupo del trabajo?. Una de las teorías que intenta explicar este tipo de conductas es la teoría del refuerzo del aprendizaje social, en la que el individuo y el ambiente se combinan para influir directamente en el resultado, la conducta. Una persona aprende comportamientos de otros a través de las consecuencias de los refuerzos que percibe que éstos obtienen. El hacer las cosas como siempre se han hecho y reforzar con ello el apoyo del grupo supone un claro ejemplo de conductas de grupo provenientes de pensamientos grupales.

Pongamos el caso de un “veterano” que realiza una imprudencia en material preventiva, no le sucede nada, acaba el trabajo antes de tiempo y además es reforzado por el grupo. En un trabajador novel surgirá la inquietud de seguir dicho comportamiento. Digo inquietud porque en un principio se presupone que este empleado seguirá el protocolo preventivo para la realización de esta tarea, pero ¿cuánto tiempo durará?. No podemos obviar que en el aprendizaje social los trabajadores utilizan a los compañeros como medios de (in)formación en seguridad y salud laboral y con ello establecer actitudes y conductas en la situación en concreto que se esté dando. Si analizásemos, de manera individual, el interés por la prevención de los riesgos laborales de los miembros de un grupo de trabajo, probablemente resultarían cuatro tipos de perfiles preventivos: (1) trabajador sin experiencia y con alto interés en su S.S.L.; (2) trabajador con poca experiencia y poco interés en su S.S.L.; (3) trabajador experto, pero con poco interés en su S.S.L.; (4) trabajador experto y con alto interés en su S.S.L. Con todo esto, ¿Cómo trabajar desde la posición de HR Business Partner en la gestión y desarrollo competencial en materia preventiva con cada uno de estos perfiles?. Desde las técnicas psicosociales para la prevención de accidentes laborales se analiza este tipo de situaciones a través de dos tipos de reforzamiento: (a) reforzamiento continuo y (b) reforzamiento intermitente.

Veámoslo a través de la experiencia en un ejemplo de un participante. Tras tomar nota de las conductas de riesgos que se emitían y las circunstancias que originaban dichas conductas se instó a buscar la circunstancia más generalizada. Normalmente, resulta más cómodo (coste-beneficio) para el trabajador realizar conductas de riesgo que seguras. En palabras de nuestro participante; “formulemos nuestra estrategia. Reforzar conductas seguras y recriminar las de riesgo”. En el sentido de reforzamiento de conductas seguras, desde el reforzamiento continuo no resulta provechoso ya que tras un tiempo de dedicación incalculable, una vez que dejara de reforzar, con casi toda certeza, el empleado volverá a emitir la conducta basal. Optar por el reforzamiento intermitente supone cierta garantía de que tardará más en extinguirse. Obviamente, la recriminación de conductas de riesgos no puede ser de otra manera que a través de un reforzamiento continuo. Por tanto, la experiencia de este participante concluye, en un principio, en “recriminaré todas las conductas de riesgo que vea y reforzaré de manera intermitente”. Según este tipo de reforzamiento, la cuestión a determinar es qué y cuándo reforzar. Por lo que de lo que se trata es de un reforzamiento de razón fija reforzando cierto número de respuestas adecuadas al patrón establecido (en este caso las conductas seguras). Y un reforzamiento de razón variable, reforzando en función de estas respuestas adecuadas, pero sin un orden preestablecido. Es decir, en el razón fija tendría, por ejemplo, que reforzar una vez cada 5 conductas emitidas; y en razón variable, reforzar sin tener en cuenta el número de respuestas: el primer refuerzo al cabo de dos conductas seguras, el segundo al cabo de 5 conductas seguras….Entre ambos, el participante se queda con el reforzamiento de razón variable. “Creo que me va a ser más eficaz”.

En parte, no le faltaba razón, sin embargo este planteamiento supone estar pendiente de todas las conductas para que de este modo el reforzamiento supusiera el valor que se pretendía. Un trabajo tan arduo hizo reflexionar y tener en cuenta un programa de intervalo variable, con lo que reforzaría conductas seguras sin necesidad de estar pendiente de todas ellas, y con la ventaja de que iba a ser el tiempo (variable) el que marcaría las pautas. De esta forma, nuestro participante se propuso recriminar todas las conductas de riesgo que viese (reforzamiento negativo continuo) y reforzar las conductas seguras a través de intervalos variables de tiempo. El papel formativo de un H.R. Business partner en P.R.L. lleva consigo el conocimiento de la ciencia psicológica que se ocupa de comprender, predecir y controlar los comportamientos en el ámbito organizacional. En este artículo, a través de un condicionamiento operante.

Fco. Javier Herrán Gamarra

Psicólogo de Recursos Humanos, Seguridad y Salud laboral Psicosocial, Psicoach.

Imagen tomada de freeimages

Para citar este artículo:

–          Herrán Gamarra, Fco. Javier. (2017, 26 de marzo). “El rol de un  H.R. Business Partner en P.R.L.”. www.psicoprevencion.com. Disponible en (26-03-2017): http://www.psicoprevencion.com/category/blog/

Comparte este contenido...Share on LinkedIn28Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook2