Blog de Psicoprevención

S.S.L. Con sentido y ¿responsabilidad?

S.S.L. Con sentido y ¿responsabilidad?

Si nos referimos al sentido de la seguridad y salud laboral estamos todos de acuerdo en referirnos a la prevención de los accidentes y enfermedades profesionales a través de la prevención de los riesgos laborales. Sin embargo, ¿estamos del mismo modo de acuerdo en la responsabilidad que tenemos en ello?. No se apresuren en la respuesta. Les doy margen hasta el próximo 6 de septiembre.

Como inicio deberíamos coincidir que sin conciencia no hay sensibilización, lo cual nos lleva a determinar que para que exista la prevención (sensibilización) debe anteriormente darse la idea de seguridad laboral (concienciación). Si no tenemos clara esta cuestión, difícilmente podremos sentirnos responsables del cumplimiento de la normativa vigente al respecto. Del mismo modo podemos decir que sentirse seguro es diferente a estar realmente seguro, al igual que sentir la responsabilidad no es lo mismo que ser responsable. Percibir un riesgo de manera subjetiva o bien preocuparnos de hacerlo y que lo hagan de forma objetiva es un proceso en el que la responsabilidad que sintamos en la prevención de los accidentes laborales marca la diferencia. Si usted, independientemente de la responsabilidad organizacional que ocupe (diferente a la responsabilidad en materia preventiva) no llama la atención a una persona que está incumpliendo las normas de seguridad, ¿es responsable moralmente de las consecuencias?. Para determinar esta cuestión lo primero que se debe tener en cuenta es el nivel de formación de las personas que forman la organización desde una perspectiva general. Es evidente que dicha formación se basa en la prevención de los riesgos a los que está expuesto el empleado en su lugar de trabajo. Sin embargo, ¿es necesario conocer los riesgos a los que están expuestos el resto de empleados?. ¿Es necesario generalizar la formación en prevención de riesgos laborales?.

Si nos atenemos a la idea de que la seguridad y salud laboral es una cuestión de todos, independientemente de la responsabilidad que se ocupe en la organización, resulta obvio destacar que uno de los aspectos que se debe tener en cuenta a la hora de la socialización en las organizaciones (incorporación del empleado en la organización) es precisamente una formación adecuada en seguridad laboral, que no es lo mismo que prevención de riesgos laborales. Es decir, si bien con la prevención se está haciendo hincapié en la sensibilización, con la seguridad se está subrayando la conciencia en materia preventiva. Según esto, de lo que estamos hablando es de que empleados de diferentes departamentos cuyos riesgos son diferentes tanto cualitativa como cuantitativamente, conozcan la organización donde se emplean como organización saludable en materia preventiva. Es tarea difícil sobre todo porque es difícil en sí justificar que un administrativo, por ejemplo, deba conocer el riesgo que supone la tarea de un operario de línea de su misma empresa. Es más, un directivo, ¿debería tener formación en materia preventiva?. De ser así, ¿se cumple?. Es difícil entender esta necesidad. Sin embargo, si recalcamos una vez más que la conciencia parte del liderazgo y la sensibilización del “aparato ejecutor” no nos queda más remedio que entender que para que un empleado sienta la prevención, la organización (en general) debe conciencia a la seguridad. Y deber conciencia a la seguridad es deber conocimiento. Y con ello, el deber cumplido.

De hecho me sorprende muchas veces la ligereza con la que tratamos esta cuestión al referirnos a la concienciación en prevención de accidentes laborales. Estar concienciado y sentir sensibilidad son dos aspectos claves a la hora de determinar moralmente la responsabilidad y el sentimiento responsable sobre esta materia. Si bien es evidente que sería mucho más sencillo que desde una cultura social se tratase estas cuestiones (son cada vez más las voces que lo denuncian y a las cuales yo me sumo), a la hora de hablar de organizaciones (reflejo muchas veces de la vida social) es posible tratarlas desde la incorporación del empleado, insisto independientemente de la responsabilidad directa que tenga en la rentabilidad del negocio. Entender lo que significa una cultura preventiva parte de comprender que en los accidentes laborales, moralmente, todos tenemos una responsabilidad. Una cultura en la que la conciencia en seguridad laboral y la sensibilización en prevención de riesgos laborales sean consideradas como dos puntos de una misma línea es, a mi juicio, la clave para determinar como algo más que factible que la prevención de los accidentes laborales es un hecho demostrable. En mi opinión, todas las organizaciones que pretendan ser saludables deben tener este aspecto incluido en su política organizacional. Las técnicas psicosociales para la prevención de accidentes laborales ayudan a ello.

Les deseo unas saludables vacaciones de verano. Les vuelvo a escribir el próximo 6 de septiembre.

Fco. Javier Herrán Gamarra

Psicólogo-Consultor de Recursos Humanos, Seguridad y Salud laboral.

Enlaces psicopreventivos relacionados

Imagen adaptada de freeimages

Para citar este artículo:

 

Comparte este contenido...Share on LinkedIn41Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook25